Somos ganaderos

El campo para las vacas

Hace muchos años conocí a un ganadero de vacuno en extensivo, una persona muy especial y con unos conocimientos sobre ganadería y campo excepcionales. Siempre me decía que el gran valor de su negocio eran las vacas y que era a ellas a quienes había que mimar.

Desde el punto de vista de la rentabilidad, la vaca es el eje central sobre el que todo gira y no el ternero.

Está claro que al igual que hay miles de explotaciones hay miles de formas de producir y que en el campo cada maestrillo tiene su librillo. Pero a mí, la idea de que la vaca es el eje central sobre el que todo gira y no el ternero, me parece muy acertada desde el punto de vista de la rentabilidad.

Si queremos que éste sea el modo de operar en nuestra explotación, tenemos que tener algunas cosas claras:

  • La vaca, como vientre, es lo principal de la explotación y si algún animal tiene que tener privilegios en algún momento, debe ser ella.
  • Hay que ir preparando y previendo las cosas con un año de adelanto.

Además de dos pilares fundamentales: la cubrición y el destete precoz.

La cubrición:

Es un momento crucial en el negocio ganadero y además es difícil. Hay muchas variables que pueden hacer que fracase, por eso hay que prepararla con tiempo. La condición corporal optima de las vacas y la del toro no se consigue de un día para otro. Los animales bajan de peso muy rápido pero la subida es muy lenta. La sanidad hay que irla trabajando durante todo el año con un buen programa sanitario. Los desviejes también hay que tenerlos en cuenta, un animal de mucha edad es mas difícil que cubra y que se cubra. 

La mayoría de los factores clave para la cubrición también lo son para la paridera. Esto hace que sea más sencillo llevarlo todo a la vez, pero hay que tener claro que todo lo que se haga mal un año durante la cubrición lo vamos a pagar el año que siguiente en la paridera, y entonces ya no habrá solución. De ahí que sea clave recoger los datos de forma correcta y ordenada. Si tenemos un registro de cubrición, esta claro que no vamos a ver cubrirse a todas las vacas pero viendo un 20% ya podemos hacernos una idea de por donde van las cosas y poner solución a los problemas que puedan surgir.

 

El destete precoz. 

Hay mucha gente que sigue estando en contra del destete precoz porque cuesta más dinero que destetar los becerros y cargarlos en el camión en ese momento, es verdad que cuesta más dinero, pero ¿sale más caro?

Un año malo o con poco pasto en el campo dejar que los becerros sigan con las madres hasta los 5 o 6 meses es un desgaste innecesario, los becerros no engordan ni pesan lo que deberían y las vacas se vienen abajo por tener que estar tirando de un becerraco que lo único que hace es sacarle la vida por la ubre, hacerle perder peso y retrasar su cubrición, es mas, ¿cuánto come un ternero de esta edad en el chorro de pienso de las vacas?

Si por el contrario, el año es bueno y hay hierba y pasto podríamos pensar que los becerros se queden un mes mas con sus madres que no cuesta nada y engordan, es verdad que engordan, pero no solo con lo que comen en el campo, ellos siguen mamando a sus madres, con lo cual seguimos en las mismas, de lo que comen las madres sólo una parte se queda para ellas lo demás se lo traga el becerro y con estas edades ya tragan bien, además que el pasto que se come el becerro no se que da ahí para la madre.

Con el destete precoz se consiguen muchas cosas positivas para la vaca como dejarla descansar en su último tercio de gestación, mantener y mejorar su condición corporal preparándola para el parto y la posterior cubrición y conseguir que se cubra (si es que no lo estaba) en el reteso. Los becerros, al estar en un ambiente con agua, paja y pienso controlados suben de peso en muy poco tiempo y casi el día que se destetan se puede saber qué día se van a cargar.


Y como diría este ganadero… el campo para las vacas, que disfruten.

Maria VeraEl campo para las vacas